Remo Master REMO ARGENTINO: La Historia del Remo en Argentina.

REMO ARGENTINO

Punto de encuentro para quienes busquen info de remo argentino

La Historia del Remo en Argentina.

El remo llega a nuestro país a fines del siglo XIX de la mano de inmigrantes ingleses, quienes fundaron instituciones que aún hoy siguen vigentes. Para entender cómo fueron esos inicios, debemos recordar que en ese entonces toda la vida de la Ciudad de Buenos Aires transcurría alrededor de la actual Plaza de Mayo, denominada Plaza Mayor en aquellos tiempos. Por ende, los primeros clubes tuvieron su sede en dicha ciudad, y la práctica se realizaba en las aguas del Riachuelo.

Si bien se recuerda como primer regata la realizada en el Río Lujan en febrero de 1871, entre un grupo de remeros ingleses que habían fundado la Boating Society, toda la actividad seguía concentrada en la ciudad porteña. Tal es así, que el Buenos Aires Rowing Club, en 1873, y el Club de Regatas La Marina, en 1876, se fundan y tienen sus sedes allí.

¿Qué distinta esa situación a la actual, no? Donde los polos concentradores del remo son Tigre y las ciudades aledañas al Río Paraná. El desplazamiento posterior hacia estas zonas tiene su debida explicación.

Tigre, conocido como localidad de Las Conchas, era de dificil acceso, pero ya empezaba a reconocerse como un lugar con condiciones óptimas para el desarrollo del remo. Atraídos por estas características, los socios del BARC, pocos años despues de su fundación, instalan allí una precaria casilla, que funcionaría como subsede y alojaría a algunos botes para ser usados los fines de semana.

En tanto, la Ciudad de Rosario se hacía dueña de otro mérito, contar con el tercer club en antigüedad. El Rosario Rowing Club abría sus puertas en 1887, demostrando que el remo iba ganando adeptos en otros puntos del país.

La epidemia de fiebre amarilla que azotó por esos tiempos Buenos Aires, y la comunicación ferroviaria ya establecida, terminaron decidiendo el traslado de las sedes de los clubes porteños de remo al Tigre.

El Buenos Aires Rowing Club ya contaba como socios a integrantes de distintas nacionalidades, pero a quince años de su fundación (1888), los de origen inglés deciden separarse y fundar el Tigre Boat Club, el primero en ser fundado en Tigre, con restricción absoluta en cuanto a la nacionalidad de sus socios.
Siguiendo este ejemplo, dos años despues, se crea el Club de Remo Teutonia, agrupando a todas las colectivdades de habla germana.

En el interior se fundan el Club de Regatas San Nicolás (1892). Y en el Gran Buenos Aires también surgen otros: el Club de Regatas Bella Vista (1895), y el Campana Boat Club (1898).

¿Y las regatas? Eran principalmente internas, y ocasionalmente se invitaba a un club amigo a participar. Esto se va haciendo cada vez mas habitual, y las regatas van teniendo mayor interés con la participación de los clubes uruguayos Montevideo Rowing Club y Club Nacional de Regatas.
La primera de las regatas interclubes se disputó el 1ro. de noviembre de 1879 entre el Buenos Aires Rowing Club y el Club de Regatas La Marina.
El bautismo oficial del Río Luján como pista de regatas se produce el 8 de diciembre de 1873, con la presencia del Presidente de la Nación Domingo F. Sarmiento. En estas pruebas participaron tripulantes de barcos ingleses que se hallaban anclados en el Puerto de Tigre.
En 1892 se corre una regata de beneficiencia en el dique 3 del Puerto capitalino, siendo esta la primer competencia de remo disputada en común por los clubes de remo en la Ciudad de Buenos Aires.

Las regatas entre clubes hace necesaria la creación de una entidad que las organice. Y, fruto de esta necesidad, el 1ro de diciembre de 1879, entre el Buenos Aires Rowing Club y el Club de Regatas La Marina crean la Unión de Regatas del Río de La Plata (la actual C.R.I.T.). A ellos se les sumaría posteriormente el Club de Remo Teutonia y el Tigre Boat Club.
En tanto, la Asociación Argentina de Remo surge como una necesidad natural frente al crecimiento del remo en todo el país. Por lo que el 10 de diciembre de 1901 se crea la Unión de Remeros Aficionados del Río de La Plata, con los primeros seis clubes existentes a esa fecha: Buenos Aires Rowing Club, Club de Regatas La Marina, Tigre Boat Club, Club de Remo Teutonia, Campana Boat Club, y Club de Regatas Bella Vista.
En 1919, y ya con veinte clubes afiliados, cambia su nombre por Asociación Argentina de Remeros Aficionados (A.A.R.A.), rebautizándose como Asociación Argentina de Remo (A.A.R.) en 1988.
La creación de las respectivas comisiones de remo permitieron distribuir tareas: la asociación se quedaría con la organización y fiscalización del remo en general, y, las comisiones con lo estrictamente relacionado con las competencias.
Al nacimiento de la Comisión de la Regata Internacional del Tigre, se le sumó el 6 de diciembre de 1919 la Comisión de Remo Internacional del Litoral; el 10 de abril de 1924 la Comisión de Regatas del Río de La Plata; y el 27 de mayo de 1989 la Comisión de Regatas Internacional del Centro Oeste.

La historia también cuenta que en 1901, la Unión de Regatas pierde como miembro al Buenos Aires Rowing Club, quien utiliza este medio para ejercer presión sobre un fallo que le resultara adverso en una regata. Los miembros de la U.D.R. no hacen lugar a esta presión y organizan una regata ampliada a todo el país y el exterior, para noviembre de 1901, la cual se lleva a cabo con éxito.
Dado que en todos los participantes estaba la idea de que el B.A.R.C. revea su posición y participe de las regatas, encuentran como solución dividir las tareas relacionadas al remo en dos agrupaciones: por un lado, la Unión de Regatas tendría a su cargo la organización de regatas que se disputen en la zona del Río de La Plata; y, por el otro, se crearía una Unión de Remeros Aficionados, como instancia nacional.

En 1902 se disputa por primera vez la Copa América, donada por el Presidente de La Nación, la que es ganada por el Club de Remo Teutonia.

El siglo XX viene acompañado de un crecimiento para el remo, y se fundan: el Club de Regatas La Plata (1902); el Rowing Club Argentino (1905) quien recibe a todos los hijos de ingleses nacidos en nuestro país que no son aceptados por los socios del TBC; el Club de Regatas Chascomús (1905); el Club de Regatas Concordia (1906); el Club de Regatas Santa Fé (1909); el Club Mendoza de Regatas (1909); el Club Cannotieri Italiani (1910); el Club de Regatas Avellaneda (1910); el Club Delta Argentino (1912); el Club de Remeros Escandinavos (1912); el Club Regatas Hispano Argentino (1913); el Club Suizo de Buenos Aires (1913).
Como podrá apreciarse en la ubicación geográfica de cada una de estas instituciones, el remo empezaba a hacerse presente en cuanto lugar con costa haya en el país.

Los clubes de remo de Tigre eran una clara muestra de las mayores colectividades residentes en Argentina. La inglesa en el Tigre Boat Club; la italiana en el Club Cannotieri Italiani; la danesa, sueca y noruega en el Club Remeros Escandinavos; la española en el Club Regatas Hispano Argentino; la suiza en el Club Suizo Buenos Aires; la francesa en el Club Regatas Láviron; la judía en el Club Náutico Hacoaj.

En el año 1910, como parte de los festejos del Centenario se realizaron regatas. Para la prueba del Ocho, el Presidente de La Nación había donado la “Copa Centenario”. La tripulación del Teutonia la ganó contra un combinado del Buenos Aires y el Tigre Boat Club.

Desde las distintas colectividades se propulsaba la donación de copas para que sean disputadas en las competencias. Es así que se competía por La Copa Rey de España, el Kaiserpokal de Alemania.

¿Y qué pasaba con los botes? En principio todos los botes, salvo las canoas isleñas, en las cuales también se competía, eran importados de Inglaterra. En 1897, el Buenos Aires Rowing Club y el Club de Regatas Teutonia aúnan esfuerzos y adquieren en Inglaterra los primeros Ocho Shell que llegaron al país. Años mas tarde se comienzan a comprar también botes provenientes de Holanda, Alemania, Italia, y Francia. Algunos de esos botes siguen existiendo, y pueden ser identificados por la chapita de bronce que tienen pegadas.

Volvamos al 1910. Ese año se crea la categoría Cadetes que se correría en botes clinker.

El comienzo de la Primer Guerra Mundial marca un hito en el remo de nuestro país, ya que muchos jovenes de distintas instituciones parten hacia Europa y se resiente la actividad en esos cuatro años. Sin embargo se fundan tres clubes de remo: el Nacional Rowing Club, luego rebautizado como Nahuel Rowing Club (1916); el Club de Regatas Rosario (1917); el Paraná Rowing Club (1917).

Terminada la guerra, renace la actividad en nuestro país, y esto se ve reflejado en el importantísimo auge que tiene en los siguientes veinte años.
Se fundan otros clubes de remo: el Club de Remeros Alberdi (1919, Rosario); el Club de Regatas América (1920), Láviron Club de Regatas (1920); el Club de Regatas Independencia (1920) años mas tarde fusionado en el Club Motonáutico Argentino; el Club San Fernando (1923); el Club de Regatas Corrientes (1923); el Club Náutico Mar del Plata (1925); el Club de Regatas Almirante Brown (1925).

Las primeras competencias de remo femenino se realizaron en aguas del Río Luján en 1926, participando en ellas tripulaciones del Club de Regatas La Marina, del Tigre Boat Club, del Club de Regatas Teutonia, y del Club Regatas Hispano Argentino.

Al año siguiente, 1927, la Asociación Argentina de Remo organiza el primer Campeonato Argentino de Remo.
Ese mismo año se funda el Club de Regatas Baradero (1927); al que siguen: el Club Náutico Zárate (1928); el Club de Regatas Atlántida (1929); el Club Náutico Ensenada (1929); el Club Náutico Villa Constitución (1930); el Club Náutico Embalse (1935); y el Club Náutico Hacoaj (1935).

Desde los segundos Juegos Olímpicos Modernos, en 1900, el remo es deporte olímpico. Desde ese momento nuestro país participa con dispar éxito, pero esa historia la trataremos en otra nota.

Como dato anécdotico es bueno destacar que en 1936 la CRIT realiza el primer pedido formal de una Cancha Nacional de Remo. Objetivo solo concretado a medias con el Canal Aliviador, el cual vio contaminadas sus aguas cuando a fines de la década del 80 fue conectado al Río Reconquista.

Ya en 1938 se funda el Club Náutico El Timón; el Club de Remo Río Santiago en 1942; y la Asociación Remeros Villa Carlos Paz en 1951.

Relativamente nuevos son los clubes: Club de Regatas Bariloche (1965); el Bigornia Club (1971); Club Tuc. De Remo (1973); Club de Regatas Carlos Paz (1975); Club Argentino de Canotaje (1975); Club Belgrano (1975).

Esta reseña la he realizado utilizando como fuente bibliográfica la revista editada por la Asociación Argentina de Remo publicada con motivo de sus 100 primeros años.

Espero haya sido de agradable lectura, y sirva para conocer cómo fue expandiéndose la práctica del remo en nuestro país.

Ricardo Alvarenga
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario